Consulado da Nicarágua em São Paulo
Consulado de Nicaragua em São Paulo    

 

República de Nicaragua - Historia

 

Nicaragua es un país de América Central, limitado al norte por el Golfo de Fonseca (a través del cual hace frontera con El Salvador), Honduras, al este por el Mar de las Caraíbas, a través del cual hace frontera con el territorio colombiano de San Andrés y Providencia, al sur con Costa Rica y al oeste con el Océano Pacífico. Su capital es Managua.

 

 
 
Mapa de Nicaragua
 
 
El origen del nombre es incierto, ya que el país no cuenta con un registro indígena, pudiéndose recurrir solamente a crónicas de los primeros españoles. En esas crónicas se habla sobre el pueblo náhuatle que vivía entre el gran lago (llamado Nicaragua posteriormente) y el Océano Pacífico; a esta tierra le  daban el nombre de nic–atl-nahauc que significa "aquí junto al agua", palabra que fue castellanizada y se volvió el actual término Nicaragua. Otros estudiosos, entre tanto, creen que la palabra evolucionó de la expresión Nican-nahuan, que a su vez quiere decir "aquí están los nahuan" (otro pueblo que habitaba la región).
 
 
Por influencia de los movimientos revolucionarios del México y de El Salvador, en 1811 ocurrió en León y se extendió a Granada una revuelta, dominada sin mucha violencia. En 1821, la capitanía general de Guatemala se proclamó independiente. Granada se mantuvo integrada al nuevo país, pero León declaró su independencia. El imperio mexicano de Agustín de Iturbide anexó el territorio por un breve tiempo y cuando hubo un colapso del dominio mexicano  Nicaragua pasó, a partir de 1823, a hacer parte de la Federación de las Provincias Unidas de América Central (con Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica). Granada, sin embargo, se rebeló antes de la abdicación de Agustín de Iturbide (1823) y proclamó la república.

En 1826, mediante una primera Constitución, toda  Nicaragua se integró a las Provincias Unidas de América Central. La lucha entre liberales y conservadores se volvió la característica más destacada de la vida política nicaragüense. Los liberales, que luchaban para crear una nación independiente, en 1838 proclamaron la república, abandonando la federación, aunque el conflicto civil haya continuado. El 12 de noviembre de ese año, en el gobierno de José Núñez, se promulgó nueva constitución que definía a Nicaragua como un estado soberano e independiente.

Con la intención de abrir, entre el lago Nicaragua y el Pacífico, un canal que diese acceso al Atlántico por el San Juan, en 1848 los británicos volvieron a ocupar San Juan del Norte, conocida como costa de los Mosquitos, nombre de una tribu de indios americanos. Los Estados Unidos tenían igual interés y, pocos años después, Cornelius Vanderbilt implantó en Nicaragua un sistema de barcos y vehículos terrestres que permitía pasar de un océano a otro. En 1850, los dos países se comprometieron a respetar la independencia del área y la neutralidad del canal, si fuese construido, lo que no ocurrió.
 
 
 Cornelius Wanderbilt
 
 
Las luchas entre los liberales de León y los conservadores de Granada permitieron que, en 1855, un aventurero norteamericano, William Walker, asumiese el control del país y se proclamase presidente (1856-1857). Fue, sin embargo, depuesto en 1857 por el esfuerzo conjunto de los países limítrofes, de Vanderbilt y de los liberales, que lo habían contratado para tomar Granada. Su expulsión contribuyó a la unión del país, que estableció relaciones de paz con Gran Bretaña y reconoció el reino de Mosquito.
 
 
William Walker
 
 
En el siglo que siguió, la política de Nicaragua fue dominada por luchas por el poder entre los liberales de León y los conservadores de Granada. Por ese motivo, en un compromiso firmado en 1857, la capital pasó a ser Managua, aliviando los conflictos entre León y Granada. El Reino Unido devolvió la costa oriental, que se volvió reserva indígena autónoma; se inició el cultivo del café; y se construyó la ferrovía Granada-Corinto.

Nicaragua ha tenido gobiernos constitucionales y otros en régimen de excepción. Los conservadores gobernaron durante la segunda mitad del siglo XIX pero en 1893 los liberales ganaron la presidencia e iniciaron una persecución al ejecutivo anterior.

El siglo XX encontró el país bajo el vigoroso control del liberal José Santos Zelaya, que gobernó de forma dictatorial entre 1893 y 1909 y extendió la autoridad nicaragüense sobre la reserva del Reino Unido.

La insolvencia financiera de Nicaragua y la aprehensión por parte de los EUA en cuanto a sus asuntos financieros con Gran Bretaña, motivaron la intervención de los Estados Unidos, que apoyaron la revolución que derribó a  Zelaya, en 1907, y no reconocieron a su sucesor, José Madriz. Los americanos comenzaron a controlar la Aduana, el Banco Central y las ferrovías del país. Adolfo Díaz fue electo presidente.
 
 
Adolfo Díaz
 
 
La humillación nacional llevó a la revolución de 1912. Después de esa revuelta contra su gobierno, Díaz pidió ayuda militar a los norteamericanos, que ocuparon el país. Para apoyar el nuevo gobierno, fueron enviados algunos marines al territorio. Sus sucesores, Emiliano Chamorro (1871-1966) y Diego Manuel Chamorro (1861-1923), también recibieron apoyo americano.
 
 
Emiliano Chamorro
 
 
En 1925 el destacamento militar se retiró y la lucha entre liberales y conservadores dio origen a una guerra civil. Los marines fueron enviados nuevamente al país con el objetivo de poner fin al conflicto, lo que sucedió en 1927.

Una nueva intervención ocurrió en 1926, cuando Adolfo Díaz, en su segundo período presidencial (1926-1928), pidió nuevamente la ayuda de los fusileros navales americanos. Los líderes liberales José María Moncada, Juan Bautista Sacasa y César Augusto Sandino se lanzaron a la guerrilla pero los primeros retrocedieron ante la promesa americana de garantizar elecciones libres.
 
Augusto Cesar Sandino
 
 
En 1928 y 1932, los EUA supervisaron las elecciones que eligieron dos presidentes liberales: Moncada (1928-1933) y Sacasa (1933-1936). Las tropas norteamericanas abandonaron el país en 1933, después de haber entrenado la Guardia Nacional Nicaraguana, creada por los americanos en la gestión de Díaz con el objetivo de mantener el orden interno. Con la retirada de los fusileros, Sandino depuso las armas y se reconcilió con Sacasa. Al año siguiente, el comandante de la Guardia Nacional, el general Anastasio (Tacho) Somoza García, sobrino de Sacasa, instigó el asesinato del líder rebelde liberal, Augusto César Sandino.
 
 
Anastasio(Tacho) Somoza
 
 
Las apariencias democráticas desaparecieron en 1971, cuando Somoza revocó la constitución y disolvió la Asamblea Nacional. Aprovechando el terremoto que en 1972 arrasó Managua, Somoza obtuvo del Congreso poderes ilimitados.

Durante cuarenta años la familia Somoza se mantuvo al frente de un régimen dictatorial, sustentando los propios intereses comerciales y aumentando su fortuna personal. Violentas protestas irrumpieron contra Somoza. Los oponentes pertenecían al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), una organización de guerrilla fundada en 1962 por Carlos Fonseca Amador y cuyo nombre homenajea a Augusto Sandino, guerrillero ejecutado en 1934. El grupo sandinista ganó apoyo creciente de los campesinos sin tierra y entabló numerosos combates con la Guardia Nacional (1976-1979).
 
 
Bandera del FSLN - Frente Sandinista de Liberación Nacional
 
 
En enero de 1978, el líder oposicionista Pedro Joaquín Chamorro, director del más importante jornal del país, La Prensa, fue asesinado. El presidente fue acusado de complicidad y el conflicto tomó proporciones de guerra civil. En 22 de agosto de 1978, sandinistas conducidos por Edén Pastora, el Comandante Cero, tomaron el Palacio Nacional, en Managua, y más de mil rehenes. Somoza tuvo que atender las exigencias de los guerrilleros y, el 17 de julio de 1979, los rebeldes lo fuerzan a renunciar. Se asiló en los Estados Unidos y después en el Paraguay, onde fue asesinado en 1980. La guerra civil costó más de treinta mil vidas y destrozó la economía del país. Asumió el poder la Junta de Reconstrucción Nacional provisoria.
 
 
Pedro Joaquín Chamorro
 
 
La Junta de Reconstrucción Nacional revocó la Constitución, disolvió el Congreso y substituyó la Guardia Nacional Nicaraguana  por el Ejército Popular Sandinista. Hasta que se elaborase nueva Carta, se promulgó un Estatuto de Derechos y Garantías. Se nacionalizó la industria en gran parte y se introdujo un sistema de planificación central. Los sandinistas expropiaron las tierras de grandes latifundistas, que fueron distribuidas entre los campesinos. Los Estados Unidos se opusieran a su política izquierdista y comenzaron a apoyar un movimiento guerrillero antisandinista, los "Contras". Mientras los moderados protestaban contra la postergación  de las elecciones y pasaban a la oposición los "contras", cerca de dos mil antiguos miembros de la Guardia Nacional, basados en Honduras, desencadenaron ataques guerrilleros a Nicaragua. A estos adhirieron los mosquitos, contrarios a las medidas para su integración.

La década de 1980 fue marcada por conflictos armados entre el gobierno sandinista y los Contras. El resultado fue una mayor radicalización del régimen. Minas y selvas fueron nacionalizadas y las relaciones con los EUA se deterioraron. En 1981, los EUA interrumpieron la ayuda económica y el gobierno sandinista fue acusado de recibir apoyo de Cuba y de la Unión Soviética. Tuvo inicio una nueva guerra civil entre el gobierno sandinista y los Contras. La administración Reagan trató de conseguir apoyo del Congreso para ayudar a las fuerzas exiladas de los Contras en Honduras y Miami, pero fue seriamente perjudicada por la divulgación, en 1986-1987, de desvío de dinero para los Contras exilados a partir de la venta de armas norteamericanas a Irán (Escándalo Irán-contras).

En noviembre de 1984 se realizaron elecciones presidenciales y para una asamblea constituyente, con el boicot de buena parte de la oposición. Electo con más de sesenta por ciento de los votos, el líder de la FSLN Daniel Ortega Saavedra asumió la presidencia en enero de 1985. La FSLN también obtuvo la mayoría de las sillas de la Asamblea Constituyente. Los EUA decretaron embargo total a Nicaragua. En enero de 1987, se promulgó la nueva Constitución. Según la constitución de 1987, Nicaragua es una república presidencialista unicameral, con una asamblea nacional de 92 miembros electos por voto directo para mandatos de seis años. La Carta, que también consagra los principios de pluralismo político y economía mixta, también reconoce los derechos socioeconómicos de la población. Administrativamente, el país se divide en 16 departamentos. Proseguían, con todo, la lucha de los "contras" y los roces con los Estados Unidos, que los esfuerzos del llamado Grupo de Contadora (México, Venezuela, Panamá y Colombia) no consiguieron extinguir. En 1987 y 1988 se firmaron en Esquipulas, en la Guatemala, acuerdos para el desarrollo de un plan destinado a desarmar y repatriar los "contras" basados en Honduras. En 1988, gobierno y "contras" iniciaron negociaciones para un alto el fuego. Cuando el presidente Bush asumió el cargo, en 1989, el financiamiento militar directo a los Contras fue suspendido, lo que llevó al desarme de los rebeldes.
 
 
Presidente Comandante Daniel Ortega
 
 
En 1988, después de liberar casi dos mil ex miembros de la Guardia Nacional, Ortega firmó una ley de reforma electoral que incluía la realización de elecciones amplias y libres en 1990, y una nueva ley de prensa que garantizaba mayor participación de los oposicionistas en los medios de comunicación. Para supervisar las elecciones, se creó el Supremo Consejo Electoral, con tres miembros sandinistas y dos de la oposición. En 1989 fue constituido el Supremo Consejo Electoral para preparación de las elecciones de 1990.

En las elecciones presidenciales realizadas en 1990, bajo el control de la comunidad internacional, los grupos de oposición recibieron un generoso financiamiento norteamericano. Los sandinistas perdieron con un grupo de coalición antisandinista liderado por Violeta Barrios de Chamorro, de la Unión Nacional Opositora (UNO), viuda del líder asesinado en 1978. La transición del poder fue pacífica y siguieron acuerdos de desarme y alto el fuego, a pesar de la resistencia de algunas facciones.
 
 
Presidente Violeta Chamorro
 
 
Al asumir, Violeta Chamorro mantuvo a Humberto Ortega en el comando militar. Los contras depusieron las armas, pero volvieron a armarse  el año siguiente. A pesar de haber conseguido un empréstito de U$ 300 millones de los EUA, Chamorro no contuvo una grave recesión económica, con el PBI cayendo 5,5% y cerca de 1,5 millón de desempleados. Siguieron varias protestas contra el aumento de la inflación, del desempleo y de la crisis económica generalizada. Gracias a ayudas internacionales, la situación fue mejorando y, a partir de 1990, la Presidente Chamorro pasó a gobernar  Nicaragua de una forma conciliadora. Consiguió una estrecha victoria contra la presión derechista para la devolución de las tierras confiscadas por los sandinistas a sus dueños originales. En 1992, hubo violentos combates entre los Contras equipados y los "recompas" sandinistas.

En las elecciones presidenciales de 1996, Arnoldo Alemán salió vencedor.
 
 
Presidente Arnoldo Alemán
 
 
En las elecciones presidenciales de 2001, Enrique Bolaños Geyer salió vencedor.
 
 
Presidente Enrique Bolanõs
 
 
En 2006, Daniel Ortega, líder sandinista, es reelecto para la Presidencia de Nicaragua. La próxima elección será en 2011.
 
 
Presidente Comandante Daniel Ortega
 
 
 
En 2011, Daniel Ortega, líder sandinista, es reelecto para la Presidencia de Nicaragua. La próxima elección será en 2016.
 
 
 Presidente Comandante Daniel Ortega
 
 
 
 
 
 
 
Volcán San Cristóbal
 
 Volver
 
 
Consulado da Nicaragua em São Paulo
 
 
Consulado da Nicaragua em São Paulo
 
 
Consulado da Nicaragua em São Paulo
Av. Dr. Chucri Zaidan 940 Tower II 16º andar  São Paulo  Brasil  04583-906  Oficina: +55 11 3283-0700 Clima
.
Copyright © 2014   Consulado de Nicaragua em São Paulo

consuladosp@nicaragua.org.br